Este collar anudado al cuello con una cinta de saree Kashmiri, permite adecuar el largo al escote de la prenda de ropa que llevemos puesta. En sus cinco anillas metálicas las artesanas colocan unos colgantes de piedrecitas de vivos colores que dan a este collar un atractivo muy especial. 

Cada cinta es de un estampado diferente y en los colgantes de colores cada artesana deja volar su imaginación, por eso no hay dos iguales. Son exclusivos.